Estoy en: Inicio arrow Artículos arrow Bisagras de cazoleta
Bisagras de cazoleta Imprimir
Las bisagras que más se utilizan para los muebles y sobre todo en los muebles de cocina son las bisagras de cazoleta. Estas bisagras desde la parte de fuera del mueble quedan invisibles. Son desmontables, regulables y además desde cierto ángulo cierran solas. 

 bisagra con cazoleta hettich

Bisagra de cazoleta Hettich

 bisagrapuertacristalamig.jpg

Bisagra de cazoleta puerta cristal

La bisagra consta de dos partes principales que son la cazoleta y la base o soporte, que se coloca en el lateral de mueble. En la cazoleta se esconde el resorte cuando la bisagra está cerrada. 

Las principales bisagras de cazoleta que hay en el mercado son:

1.- BISAGRA RECTA. Es el tipo de bisagra que hay que utilizar cuando la puerta es exterior al lateral del mueble. Es la más utilizada sobretodo en muebles de cocina porque el lateral del mueble queda totalmente oculto por la puerta que solapa en su totalidad o con una franquicia que se puede regular.

2.- BISAGRA ACODADA. Este tipo de bisagra se utiliza cuando la puerta es intermedia respecto al lateral, es decir en el caso de tener que colocar dos puertas sobre el mismo costado o cuando queremos que se vea el canto del mueble.

3.- BISAGRA SUPER ACODADA. Esta bisagra se utiliza cuando la puerta es interior, es decir, que queda enrasada con el lateral. En este caso, la medida de la puerta es igual a la medida de luz del mueble, descontando las franquicias de unos pocos milímetros.

Hay variaciones dentro de estos tipos dependiendo del grado de apertura, dependiendo del tipo de módulo donde van instaladas, por ejemplo rinconeros, pudiendo ser de 90, 95, 110, 180 grados, etc.. También hay bisagras con cazoletas de diferentes diámetros: de 26mm, 30mm, 35mm y 40mm. Para las puertas de poco peso y tamaño, como en el caso de los muebles de baño, las más utilizadas son las bisagras de 26mm. Las de 35mm de diámetro son utilizadas para puertas de mayor peso y tamaño y son las más habituales en muebles de cocina así como en la gran parte de otros tipos de mobiliario para el hogar.

Para realizar el montaje de una bisagra de cazoleta necesitaremos algunas herramientas específicas. Es imprescindible un taladro, una fresa especial para bisagras y un soporte vertical o pie de taladro, que nos asegura que el orificio se realice de forma correcta.

Las bisagras vienen de fábrica preajustadas pero permiten realizar correcciones mediante los tornillos de regulación correspondientes. Las bisagras permiten regular la posición vertical, lateral y frontal de las puertas pero además hay bisagras que nos permiten regular la presión que ejerce la puerta cuando se cierra. De forma que podemos ajustar la puerta para que cierre con más o menos suavidad.

Es importante también determinar el número de bisagras que debe tener una puerta según su altura, anchura y peso. Teniendo en cuenta puertas de ancho máximo de 60cm hasta 90cm de alto necesitaremos 2 bisagras. Puertas hasta unos 160cm colocaremos 3 bisagras. Puertas de hasta 200cm colocaremos 4 y hasta 240cm colocaremos 5 bisagras.

 






RSS Bricoclick

Anuncios